La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) informó a los profesionales en medicina que “se ha suspendido la comercialización de sibutramina, disponible en España con el nombre comercial Reductil”.

Esta actitud se tomó luego de que la Agencia Europea del Medicamento ‘recomendara suspenderlo porque el principio activo conocido como sibutramina genera riesgos cardiovasculares’.

El alerta indica que “no deberá prescribirse Reductil a partir del 1 de febrero de 2010, por lo que no deben iniciarse nuevos tratamientos ni continuarse los actualmente en curso”.

Y a los farmacéuticos se les avisan que “no debe dispensarse ninguna prescripción de Reductil ni elaborar ninguna fórmula magistral con el principio activo sibutramina a partir del 1 de febrero de 2010. En el caso de que un paciente solicite una dispensación de Reductil, se le debe informar que se ha suspendido la comercialización de dicho medicamento y que debe consultar con su médico para valorar las alternativas disponibles para su caso particular”.

La AEMPS, tomó esta medida después de que “tras la revisión de los resultados preliminares del estudio SCOUT (Sibutramine Cardiovascular OUTcome trial) y los datos disponibles sobre la eficacia de sibutramina” y luego de observar los resultados “el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha concluido que, con la información actualmente disponible, el balance beneficio-riesgo de sibutramina es desfavorable”.

E indican que “el beneficio a largo plazo observado en estudio SCOUT para sibutramina en términos de pérdida media de peso fue muy modesto en relación a placebo, los resultados mostraron un incremento del riesgo cardiovascular de sibutramina en comparación con placebo en la variable principal (infarto de miocardio, ictus, o parada cardiaca no mortal y muerte de origen cardiovascular) con un incremento de riesgo del 16 %”.

Según publican algunos medios de información “El Reductil es fabricado por los laboratorios Abbott, que también comercializa la sibutramina en Europa con las marcas Reduxase y Zelium, entre otras, y en Estados Unidos como Meridia. El jueves el regulador estadounidense, la US Food and Drug Administration, recomendó a los pacientes con un historial de enfermedades cardiovasculares que se abstengan de tomar el fármaco Meridia. Las ventas globales de fármacos contra la obesidad de Abbott, en su mayoría fuera de Estados Unidos, supusieron el año pasado una cifra de ventas de unos 300 millones de dólares”.